domingo, 29 de enero de 2012

Florcita azul!!!!, bolsita azu????





Las tardes dominantes del monótono trabajo que gobiernan las mentes de los más sumisos participantes, son escenario también de concluyentes revelaciones de una buena conversación me hizo conocer esta canción bajo el título de "Bolsita Azul".
Las percusiones costeras dominan el ritmo del cuerpo mientras la guitarra sintetizada (eléctrica) cubre melódicamente el grito mestizo de un caudillo cantante popular, bolsita azul, en la voz de Chacalón se convierte también en un romance con el pueblo, en una causa incierta pero para cada uno muy personal.
Quizá la ignorancia nos golpee, pero a que mierda se refiere Chacalón al gritar con orgullo provinciano bolsita azul, un objeto que no tiene dulces olores ni mucho menos mágicos encantos. Cuando la verdad me atravesó como un dardo al tórax, comprendí el sentido de esta hermosa canción cuyo nombre original es Florcita Azul y que Chacalón, según cuentan algunas personas no tan conocedoras de la verdad ni de la mentira, cambio el nombre para esquivar, con toda la criollada limeña, algunos pagos por derechos de autor.
El tema de autoría de los kjarkas, más específicamente de Ulises Hermosa, tiene bajo el velo de la humildad toda una verdadera relevancia histórica en la música latinoamericana que se merece apreciar. Bajo la interpretación de los autores, logro una verdadera hazaña al participar en 1984 de manera alturada, cuando por primera vez los kjarkas participan en el décimo quinto
festival Yamaha de la canción del mundo realizado en Tokio Japón donde también fueron invitados más de 53 países con más de mil ochocientas 27 canciones, logrando destacarse dentro de los 10 primeros puestos, representando a todo un pueblo y sobre todo a ellos mismos con un coraje que nunca flaqueo y que siempre caracterizará al pueblo latinoamericano en su conjunto como pueblos mestizos que somos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario