martes, 18 de agosto de 2009

lO mEjOR Ypeor En Un Año De Una MEnte aBduCidA.

De pronto me hicieron sentar frente a un pantalla que me cegaba la vista y comía mis neuronas en reposo absoluto y conectaron estas máquinas horrendas a mis vértebras buscando el camino correcto y corromper mi cerebro. Unos días aparecían féminas criaturas de aspecto verdusco muy bellas que hacían menos dolorosa esta abducción y me decían que antes eran como yo y claro que no les creí. Así pasé un año con estos seres de oficina aprendiendo de su mundo lejano jamás imaginado por seres humanos.Conocí su cultura, aprendí de sus gustos más dominados por el consumismo del cual eran ellos presos, aprendí a no subestimar a nadie, y entendí que no siempre los mejores son los que mandan y que siempre se tiene que respetar a las personas por más incultas y menos preparadas que estas sean que lo mejor no está en su mundo frívolo en otros egoísta que hasta dejaron de admirar las cosas más simples y bellas de la vida y vendieron sus almas en su sociedad politeísta a dioses lujuriosos y símbolos estampados en materiales verdes que intercambian por más "tecnología". Un viaje a Ganímedes en versión doom, una reproducción minimalista de matrix tercermundista, con buenos amigos con personalidades que odiaras toda la vida pero sin darme cuenta en aquello me parecía más día a día, conocí almas dolidas, corazones rotos, parejas disparejas, víctimas, victimarios,y de esos que siempre están donde la corriente es menos fuerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario