miércoles, 25 de abril de 2012

angeles y demonios

Nietzsche: "La parábola del loco con la linterna".

"¿No habéis oído hablar de ese hombre loco que, en pleno día, encendía una linterna y echaba a correr por la plaza pública, gritando sin cesar, “busco a Dios, busco a Dios”? Como allí había muchos que no creían en Dios, su grito provocó la hilaridad. “Qué, ¿se ha perdido Dios?”, decía uno. “¿Se ha perdido como un niño pequeño?”, preguntaba otro. “¿O es que está escondido? ¿Tiene miedo de nosotros? ¿Se ha embarcado? ¿Ha emigrado?” Así gritaban y reían con gran confusión. El loco se precipitó en medio de ellos y los traspasó con la mirada: “¿Dónde se ha ido Dios? Yo os lo voy a decir”, les gritó. ¡Nosotros lo hemos matado, vosotros y yo! ¡Todos somos sus asesinos! Pero, ¿cómo hemos podido hacer eso? ¿Cómo hemos podido vaciar el mar? ¿Y quién nos ha dado la esponja para secar el horizonte? ¿Qué hemos hecho al separar esta tierra de la cadena de su sol? ¿Adónde se dirigen ahora sus movimientos? ¿Lejos de todos los soles? ¿No caemos incesantemente? ¿Hacia adelante, hacia atrás, de lado, de todos lados? ¿Hay aún un arriba y un abajo? ¿No vamos como errantes a través de una nada infinita? ¿No nos persigue el vacío con su aliento? ¿No hace más frío? ¿No veis oscurecer, cada vez más, cada vez más? ¿No es necesario encender linternas en pleno mediodía? ¿No oímos todavía el ruido de los sepultureros que entierran a Dios? ¿Nada olfateamos aún de la descomposición divina? ¡También los dioses se descomponen! ¡Dios ha muerto y nosotros somos quienes lo hemos matado! ¿Cómo nos consolaremos, nosotros, asesinos entre los asesinos? Lo que el mundo poseía de más sagrado y poderoso se ha desangrado bajo nuestro cuchillo. ¿Quién borrará de nosotros esa sangre? ¿Qué agua podrá purificarnos? ¿Qué expiaciones, qué juegos nos veremos forzados a inventar? ¿No es excesiva para nosotros la grandeza de este acto? ¿No estamos forzados a convertirnos en dioses, al menos para parecer dignos de los dioses? No hubo en el mundo acto más grandioso y las futuras generaciones serán, por este acto, parte de una historia más alta de lo que hasta el presente fue la historia. Aquí calló el loco y miró de nuevo a sus oyentes; ellos también callaron y le contemplaron con extrañeza. Por último, arrojó al suelo la linterna, que se apagó y rompió en mil pedazos: “He llegado demasiado pronto, dijo. No es aún mi hora. Este gran acontecimiento está en camino, todavía no ha llegado a oídos de los hombres. Es necesario dar tiempo al relámpago y al trueno, es necesario dar tiempo a la luz de los astros, tiempo a las acciones, cuando ya han sido realizadas, para ser vistas y oídas. Este acto está más lejos de los hombres que el acto más distante; y, sin embargo, ellos lo han realizado.”

El chino hamann: "La revelacion del cielo".


domingo, 29 de enero de 2012

Florcita azul!!!!, bolsita azu????





Las tardes dominantes del monótono trabajo que gobiernan las mentes de los más sumisos participantes, son escenario también de concluyentes revelaciones de una buena conversación me hizo conocer esta canción bajo el título de "Bolsita Azul".
Las percusiones costeras dominan el ritmo del cuerpo mientras la guitarra sintetizada (eléctrica) cubre melódicamente el grito mestizo de un caudillo cantante popular, bolsita azul, en la voz de Chacalón se convierte también en un romance con el pueblo, en una causa incierta pero para cada uno muy personal.
Quizá la ignorancia nos golpee, pero a que mierda se refiere Chacalón al gritar con orgullo provinciano bolsita azul, un objeto que no tiene dulces olores ni mucho menos mágicos encantos. Cuando la verdad me atravesó como un dardo al tórax, comprendí el sentido de esta hermosa canción cuyo nombre original es Florcita Azul y que Chacalón, según cuentan algunas personas no tan conocedoras de la verdad ni de la mentira, cambio el nombre para esquivar, con toda la criollada limeña, algunos pagos por derechos de autor.
El tema de autoría de los kjarkas, más específicamente de Ulises Hermosa, tiene bajo el velo de la humildad toda una verdadera relevancia histórica en la música latinoamericana que se merece apreciar. Bajo la interpretación de los autores, logro una verdadera hazaña al participar en 1984 de manera alturada, cuando por primera vez los kjarkas participan en el décimo quinto
festival Yamaha de la canción del mundo realizado en Tokio Japón donde también fueron invitados más de 53 países con más de mil ochocientas 27 canciones, logrando destacarse dentro de los 10 primeros puestos, representando a todo un pueblo y sobre todo a ellos mismos con un coraje que nunca flaqueo y que siempre caracterizará al pueblo latinoamericano en su conjunto como pueblos mestizos que somos.

sábado, 1 de octubre de 2011

Entrada de blog con fecha 01/10/2011 03:18 p.m.

prosa para una musa ajena

te vi escapar dejando un sendero oscuro de dolor que tus lagrimas regaban, vi la tristeza invadir tu corazón en plena primavera y corrí tras de ti sin conocerte, aun cuando tus lágrimas me fueron quemando yo seguí, y sin darme cuenta me perdí en ti. Tan hondamente te conocí que ya no me sentí perdido y aunque aún no sepa dónde nos llevara el destino, eso es lo bueno de acompañarte, sentir el dolor que me deja tu apasionada juventud, el no saber si serás completamente mía y apelo a las caricias prohibidas pues alborotaste mi alma en creación y escribo con todo el dolor que me regalan los celos que arañan mi corazón, cual fuente interminable de inspiración en las palabras de mi alma vehemente y mis deseos más ausentes.

Amé tus lágrimas aunque sean para otro, amo también tu rostro, aquel rostro jadeante pidiendo más inundado con luz de luna, y lo gritaron los vidrios discretos que nos acompañaron en vela coreando empañados el amor que te daba, pero escuché tu sonrisa pisotear la semilla que regaron alguna vez tus palabras y me regocijo en pensar que por cada musa enamorada existen dos almas perdidas y un alma perdida arrancarse las venas podría por una musa ajena aunque no sea correspondida

Entrada de blog con fecha 01/10/2011 03:12 p.m.

nnnn

martes, 12 de abril de 2011

Ayer tuve muchas razones

El huracán de sentimientos que al final lleva tu nombre, inmenso mar que largos años estuvo vacio, y tú con un soplido inundaste de ilusión, de globos rojos y de estrellas infinitas.

Contar hasta 5 nunca fue tan bueno y aun tengo en mis labios el rose exacto de aquel carmesí, el temblor de mis manos al conocer tu cuerpo. El latido intenso de mi corazón desesperado y el recuerdo perfecto de las sombras más profundas de tu piel con el que hicimos un cielo en la tierra por unos instantes eternos, un sueño despierto que ni los dioses podrían borrar de la tierra porque creamos nuestra propia ciencia que estudia una gran amistad entreverada al arte de amar.

sábado, 4 de septiembre de 2010

El sexo y yo - Capítulo 2

A los once años yo vivía en Bolivia. Mi madre se había casado con un diplomático, hombre de ideas avanzadas, que me puso en un colegio mixto. Tardé meses en acostumbrarme a convivir con varones, andaba siempre con las orejas rojas y me enamoraba todos los días de uno diferente. Los muchachos eran unos salvajes cuyas actividades se limitaban al fútbol y las peleas del recreo, pero mis compañeras estaban en la edad de medirse el contorno del busto y anotar en una libreta los besos que recibían. Había que especificar detalles: quién, dónde, cómo. Había algunas afortunadas que podían escribir: Felipe, en el baño, con lengua. Yo fingía que esas cosas no me interesaban, me vestía de hombre y me trepaba a los árboles para disimular que era casi enana y menos sexy que un pollo. En la clase de biología nos enseñaban algo de anatomía y el proceso de fabricación de los bebés, pero era muy difícil imaginarlo. Lo más atrevido que llegamos a ver en una ilustración fue una madre amamantando a un recién nacido. De lo demás no sabíamos nada y nunca nos mencionaron el placer, así es que el meollo del asunto se nos escapaba ¿por qué los adultos hacían esa cochinada? La erección era un secreto bien guardado por los muchachos, tal como la menstruación lo era por las niñas. La literatura me parecía evasiva y yo no iba al cine, pero dudo que allí se pudiera ver algo erótico en esa época. Las relaciones con los muchachos consistían en empujones, manotazos y recados de las amigas: dice el Keenan que quiere darte un beso, dile que sí pero con los ojos cerrados, dice que ahora ya no tiene ganas, dile que es un estúpido, dice que más estúpida eres tú y así nos pasábamos todo el año escolar. La máxima intimidad consistía en masticar por turnos el mismo chicle. Una vez pude luchar cuerpo a cuerpo con el famoso Keenan, un pelirrojo a quien todas las niñas amábamos en secreto. Me sacó sangre de narices, pero esa mole pecosa y jadeante aplastándome contra las piedras del patio, es uno de los recuerdos más excitantes de mi vida. En otra ocasión me invitó a bailar en una fiesta. A La Paz no había llegado el impacto del rock que empezaba a sacudir al mundo, todavía nos arrullaban Nat King Cole y Bing Crosby (¡Oh, Dios! ¿Era eso la prehistoria?) Se bailaba abrazados, a veces chic-to-chic, pero yo era tan diminuta que mi mejilla apenas alcanzaba la hebilla del cinturón de cualquier joven normal. Keenan me apretó un poco y sentí algo duro a la altura del bolsillo de su pantalón y de mis costillas. Le di unos qolpecitos con las puntas de los dedos y le pedí que se quitara las llaves, porque me hacían daño. Salió corriendo y no regresó a la fiesta. Ahora, que conozco más de la naturaleza humana, la única explicación que se me ocurre para su comportamiento es que tal vez no eran las llaves.

En 1956 mi familia se había trasladado al Líbano y yo había vuelto a un colegio de señoritas, esta vez a una escuela inglesa cuáquera, donde el sexo simplemente no existía, había sido suprimido del universo por la flema británica y el celo de los predicadores. Beirut era la perla del Medio Oriente. En esa ciudad se depositaban las fortunas de los jeques, había sucursales de las tiendas de los más famosos modistos y joyeros de Europa, los Cadillacs con ribetes de oro puro circulaban en las calles junto a camellos y mulas. Muchas mujeres ya no usaban velo y algunas estudiantes se ponían pantalones, pero todavía existía esa firme línea fronteriza que durante milenios separó a los sexos. La sensualidad impregnaba el aire, flotaba como el olor a manteca de cordero, el calor del mediodía y el canto del muecín convocando a la oración desde el alminar. El deseo, la lujuria, lo prohibido... Las niñas no salían solas y los niños también debían cuidarse. Mi padrastro les entregó largos alfileres de sombrero a mis hermanos, para que se defendieran de los pellizcos en la calle. En el recreo del colegio pasaban de mano en mano foto-novelas editadas en la India con traducción al francés, una versión muy manoseada de "El amante de Lady Chaterley" y pocket-books sobre orgías de Calígula. Mi padrastro tenía "Las Mil y Una Noches" bajo llave en su armario, pero yo descubrí la manera de abrir el mueble y leer a escondidas trozos de esos magníficos libros de cuero rojo con letras de oro. Me zambullí en el mundo sin retorno de la fantasía, guiada por huríes de piel de leche, genios que habitaban en las botellas y príncipes dotados de un inagotable entusiasmo para hacer el amor. Todo lo que había a mi alrededor invitaba a la sensualidad y mis hormonas estaban a punto de explotar como granadas, pero en Beirut vivía prácticamente encerrada. Las niñas decentes no hablaban siquiera con muchachos, a pesar de lo cual tuve un amigo, hijo de un mercader de alfombras, que me visitaba para tomar Coca-Cola en la terraza. Era tan rico, que tenía motoneta con chófer. Entre la vigilancia de mi madre y la de su chófer, nunca tuvimos ocasión de estar solos.

miércoles, 23 de junio de 2010

El sexo y yo - Isabel Allende

Capitulo 1

Mi vida sexual comenzó temprano, más o menos a los cinco años, en el kindergarten de las monjas ursulinas, en Santiago de Chile. Supongo que hasta entonces había permanecido en el limbo de la inocencia, pero no tengo recuerdos de aquella prístina edad anterior al sexo. Mi primera experiencia consistió en tragarme casualmente una pequeña muñeca de plástico.
-Te crecerá adentro, te pondrás redonda y después te nacerá un bebé
-me explicó mi mejor amiga, que acababa de tener un hermanito. ¡Un hijo! Era lo último que deseaba. Siguieron días terribles, me dio fiebre, perdí el apetito, vomitaba. Mi amiga confirmó que los síntomas, eran iguales a los de su mamá. Por fin una monja me obligó a confesar la verdad.
-Estoy embarazada -admití hipando.
Me vi cogida de un brazo y llevada por el aire hasta la oficina de la Madre Superiora. Así comenzó mi horror por las muñecas Y mi curiosidad por ese asunto misterioso cuyo solo nombre era impronunciable: sexo. Las niñas de mi generación carecíamos de instinto sexual, eso lo inventaron Master y Johnson mucho después. Sólo los varones padecían de ese mal que podía conducirlos al infierno y que hacía de ellos unos faunos en potencia durante todas sus vidas. Cuando una hacía alguna pregunta escabrosa, había dos tipos de respuesta, según la madre que nos tocara en suerte. La explicación tradicional era la cigüeña que venía de París y la moderna era sobre flores y abejas. Mi madre era moderna, pero la relación entre el polen y la muñeca en mi barriga me resultaba poco clara.


todos los capitulos de "El sexo y yo" en:
http://www.clubcultura.com/clubliteratura/clubescritores/allende/homeallende/sexo.htm

lunes, 24 de mayo de 2010

En la noche cuando a ciegas su alma acompaña el sendero insierto de nuestro devenir
me deja admirar su caminada valiente de mujer madura,
sus cabellos cortos de un negro azabache infinitos como la profundidad del universo,
su rostro redondo de perfil apasionado decorado con el dulce carmesí de sus labios,
su cuerpo de cálida belleza que refleja aromas de canela, su simpatia agil, atrevida y en el aire aun flotan las curvas, todas formando partes de un todo que decora el cielo eterno del amor.

martes, 11 de mayo de 2010

Lokas o no, Feliz día...

A mi madre le decían loca

Yo tenía diez años de edad. Un niño no comprende el lenguaje vertical
y pensaba que quizá mi madre era loca.

Cierta vez me armé de valor y le pregunté: ¿Con qué miramos?
Mi madre me respondió: "Con el corazón".


Cuando mi madre se levantaba de buen humor cantaba:
" Hoy me he puesto mi vestido de veinte años".
Yo sabía que no tenía veinte años y la miraba,nada más.
¿Qué puede hacer un niño, sino escuchar?
Si mi madre estaba triste decía estar vestida de niebla.

"Hoy tengo ochenta años" -dijo-, cuando desaprobé un curso.
Al fin pude terminar la educación primaria.
El día de la clausura

llegó tarde. Se disculpó diciendo: "Hijito, me demoré porque
estuve buscando mi vestido de Primera Comunión,
¿No ves mi vestido de Primera Comunión?".
Miré a mi madre y no estaba vestida de Primera Comunión.

Después tuvo ese accidente fatal. Me llamó a su lado,
cogió fuerte mis manos y dijo: "No tengas pena, la muerte no es para siempre" .
Pensé: mi madre no se da cuenta de lo que habla. Si uno muere es para siempre.

Era niño y no entendía sus palabras.
Ahora tengo cincuenta años y recién comprendo sus enseñanzas.
Sí, Madre. Podemos tener 20 años y al día siguiente ochenta.

Todo depende de nuestro estado de ánimo.
Los ojos sirven para escuchar porque debemos mirar con atención a quien nos habla.
Para conocer la realidad esencial de una persona, tenemos que mirarla con el corazón.
La muerte no es para siempre, sólo muere lo que se olvida y a mi madre la recuerdo porque la quiero.

Ahora -en sueños platicamos- nos reímos de su método de enseñanza.Aprendí a mirar con el corazón.
Una noche me dijo:
"He notado que te molestas si tus amigos te dicen loco y eso no está bien.

Es natural que el hijo de una loca sea loco".
Entonces -por primera vez- repliqué a mi madre y le dije:

"Madre, te equivocas, no siempre el hijo de una loca tiene que ser loco; a veces es poeta".
Por eso puedo decir con orgullo: "A mi madre le decían loca, pero no era loca, era profesora.
Me enseñó a descubrir la vida después de la muerte".



Max Dextre
Abril de 1936 - Marzo de 1998
Poeta, periodista cultural.

otros poemas en:
http://poetasperuanos.roland557.com/seis.htm
Gracias por el fuego.


martes, 20 de abril de 2010

La Revolucion de los Medios

Al final de la generación de los hijos post-gerra y de los baby bommers comienza la revolución, con la aparición del INTERNET y con ella muchas nuevas problematicas para los celadores de orden y del caos. Entre la insaciable sed del conocimiento y la demanda de nuevas experiencias q brinda la red se va vislumbrando el camino del futurismo real e intempestivo. Las comunicaciones evolucionaran como las olas de Alvin Toffler cerca de la cuarta y el cenit de la gloria humana se vera cada vez más distante pues la evolución nos convertira en una sociedad insaciable, la evolución de las interfaces les dara la mitad de nuestras almas.

jueves, 17 de diciembre de 2009

1 día en busca del angel


Dicen que el destino está escrito, solo espero que este su nombre en muchas páginas. Camino sin rumbo en busca de ella y hoy es la primera vez que me animo a contarlo, quizá me simplifique el trabajo o solo para hacer de esta historia una odisea, las criaturas fantásticas me las guardo al bolsillo y voy por Penélope aunque no sepa donde esta ítaca. Hoy tropecé con locos que creían tener un solo ojo, con payaso de fiesta infantil pidiéndome lumbre para encender su cigarrillo, cual krusty, y yo solo sonrio.

Me entretuve mirando las casas e imaginando cual era de ella, aunque resulto un ejercicio bastante subjetivo al punto que imagine verla sentada en la vereda, el corazón me latía al triple de la velocidad normal, estaba de perfil y su cabello le cubría el rostro, me acerque y dije:
-- Milagros! -invadido por la sangre en mi rostro-Lo siento pensé que era otra persona.-- y vi acariciarle el rostro un par de lagrimas, me ahogue en disculpas y me hubiera ido pero mi sensible humanidad no lo permitió y le pregunte su pesar, respondió q se llamaba Ana, por cosas de la vida, dijo. No se presento muy confiada, como es lógico, pero logramos entablar una conversación hasta que vi mejorar su ánimo luego me despedí y ella dijo – suerte, espero la encuentres - y por supuesto lo agradecí.
Seguí mi camino hasta llegar a un parque con tíos peloteros que no se resisten a una chela “pa amenizar” y me senté ah observar, un chibolo me quizo robar, le dije que estaba quebrado y comprendió, le invite un fallo y se largo, todo estaba esperando que lla apareciera, hasta que un pelotazo me maltrato ridiculizándome pero no me importo, para olvidar imagine el día q la encontrare y sin darme cuenta parecía un idiota sonriendo porque le habían atinado un pelotazo.

Quizá una caminata dominguera no me lleve a encontrarla, pero haré el intento, quizá solo mi destino esta lleno de locos, cigarrillos, pelotazos e imágenes mentales de ella, quizá no este en esta historia volverla a ver y siempre seré el fan numero uno de su hi5, el q entra 4 veces al día solo para admirar su belleza y conversar en mi retina un instante eterno de felicidad.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Mi encuentro con un ángel


Un domingo sosegado, un grito que irrumpe mi ánimo pusilánime, el aire ahogándome, un casco incomodo con cabeza de bombermen que no debería faltar a 180 kilómetros inyectado en adrenalina. Un reencuentro depromoción, la incomodidad de no haber sido invitado (claramente por no haber compartido travesuras colegiales) me repliega a una profunda timidez que convierte en un acompañante fiel a una botella, un vaso y un moreno dela sangre mía (un primo esquivo de mi incomodidad) que hace menos dolorosa mi situación, la cual fue quebrantada por ritmos latinos y bebidas alcohólicas que socavan el ánimo más indecoroso de cualquier noche. Una humareda, unas peticiones, una hermana cumpleañera del más simpático anfitrión.


Otra ronda de chela, una ronda de amigos que se van, una salsa hermosa(de las que no se puede negar un baile) levanto la mirada y me dejo aplastar por la onda expansiva de la hermosura más natural, la inmaculada belleza de lo que en tierra llamamos angelical, me faltaron sentidos para admirarla, sentada de sofisticada manera, un cigarrillo entre los dedos,un vaso con cerveza en su estilizada mano de delicadas formas que para mípudo ser el más fino layla berrie, luces de la habana, apple martini o undelicado cosmopolitan, solo por ser ella. Luego de admirarla por unos instantes eternos, la música suena invitándome a bailar, me acerco tímidamente, le estiro la mano en gracia de caballerosidad y le digo entono agazapado pero varonil "¿bailas?", ella levanta la mirada y apreciosus ojos risueños de luna, duda dónde dejar el vaso y pronto estamos bailando.


Manos delicadas, formas "curviangelicales"(palabra inventada por mí paraella) voz fina como la seda que acaricia mis receptores, un par depreguntas, 23 años, hermoso nombre Milagros, un pequeño piropo que quizá ya ni recuerda.Un cruce de miradas donde en el fondo empieza una gran simpatía, logramosbailar como nadie, me sentí complacido, prometo a mí mismo bailarnuevamente con ella…


-_______ ¡bueno nos vamos retirando! –dice una comensal, temo que ella también lo haga, pero ya es tarde; veo tristemente cómo se va despidiendo y mi pobre alma no logra juntar el valor necesario para hablarle por una vez más...------ tan real como una fragancia, admirable por unos segundos, así fue mi encuentro con un ángel. -------

viernes, 9 de octubre de 2009

"CAMINO" Una historia de amor que te tocara el corazon.

Un Historia ejemplar, la más pura inocencia, la realidad inimaginable de una sociedad católica, el drama de una familia sumergida en el dolor de una enfermedad.
Triste, Real, sincera, una obra de arte del director Español Javier Fesser recomendable una y mil veces.

"Conocí la historia de una adolescente madrileña actualmente en proceso de beatificación hace 20 años, por casualidad, a través de un libro que relataba el proceso de su penosa enfermedad pero que trataba, sobre todo, de la entereza de la niña y su familia ante el dolor y la muerte. Eso fue el inicio de todo, ya que aquella historia desencadenó en mí la curiosidad y la necesidad de encontrar las respuestas a cosas que yo era incapaz de comprender: ¿qué significa “ofrecer” el dolor?, ¿cómo se puede aceptar que la desgracia es fruto y señal del amor de Dios?, ¿cómo se puede morir feliz a los catorce años?, ¿cómo actuaría yo ante una tragedia similar?."

Tráiler de la pelicula:

http://www.youtube.com/watch?v=kt_MwstMA4E

martes, 18 de agosto de 2009

HiErBaS mEdIciNalES prAR eL aLma




HErMosO dESpERtaR dE uNa cRIaTUrA fANtaStICa


el trabajo con lineas, la repetición de las mismas de forma homogenea y simetrica la variación de contornos el movimiento que se adquiere parece tan hermoso la repartición armónica crea formas fantasticas poco explicables esta imagen fractal muy bella extiende sus alas encantadas para darc nombre.

lO mEjOR Ypeor En Un Año De Una MEnte aBduCidA.

De pronto me hicieron sentar frente a un pantalla que me cegaba la vista y comía mis neuronas en reposo absoluto y conectaron estas máquinas horrendas a mis vértebras buscando el camino correcto y corromper mi cerebro. Unos días aparecían féminas criaturas de aspecto verdusco muy bellas que hacían menos dolorosa esta abducción y me decían que antes eran como yo y claro que no les creí. Así pasé un año con estos seres de oficina aprendiendo de su mundo lejano jamás imaginado por seres humanos.Conocí su cultura, aprendí de sus gustos más dominados por el consumismo del cual eran ellos presos, aprendí a no subestimar a nadie, y entendí que no siempre los mejores son los que mandan y que siempre se tiene que respetar a las personas por más incultas y menos preparadas que estas sean que lo mejor no está en su mundo frívolo en otros egoísta que hasta dejaron de admirar las cosas más simples y bellas de la vida y vendieron sus almas en su sociedad politeísta a dioses lujuriosos y símbolos estampados en materiales verdes que intercambian por más "tecnología". Un viaje a Ganímedes en versión doom, una reproducción minimalista de matrix tercermundista, con buenos amigos con personalidades que odiaras toda la vida pero sin darme cuenta en aquello me parecía más día a día, conocí almas dolidas, corazones rotos, parejas disparejas, víctimas, victimarios,y de esos que siempre están donde la corriente es menos fuerte.

domingo, 7 de diciembre de 2008

el ViNo


uN pOco dE alcohOl Para laS veNas de la CreAtiVidad y La nAtUraL VibRación.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

m4gul4

DEsPiErTa mI bElLo AmOr nO vEs q Ya aMeNeCiO,Yo eStoY aQuI PaRa tI Y Tu eScApAsTe dOnDe EsTa dIoS.No Me oLvIdEs, ReCUeRdaMeComo EL dUlCe, RaRo y hErMoSo AmOr.AsI cOmo Yo Te RecUeRdO pRoNtO eSTaRe JunTo A ti mi MaRiA mAgDaLeNa.........
junto a ti amor en el infinito de tu seduccion junto a los zarcofagos frente de tu ataud.